Genasi

Cuando un humano recién nacido recibe una bendición de un Yûlyr en persona, éste se convierte en un genasi, un ser por cuyas venas corre el poder de los elementos. Esas bendiciones son raras, ya que el nacimiento no siempre concuerda con una fecha sagrada y no todos los Yûlyr están dispuestos a bendecir al niño. En las raras ocaciones en que las circunstancias lo permiten, el recién nacido es presentado ante el espíritu, el cual realiza un largo ritual mediante el cual transfiere una pequeña parte de su poder al mortal. A partir de ese momento, la piel del bendito cambia de color y el poder elemental comienza a manifestarse en él. Es común que los genasi sean apartados de su familia en ese momento y educados por los shamanes y sacerdotes de la tribu.

Los genasi son vistos como nobles dentro de su comunidad y suelen convertirse en guías espirituales y lideres, pero también es común que, hartos del trato preferencial, algunos abandonen sus hogares en busca de un destino mayor que puedan forjar con su propio poder.

La relación de los genasi con los espíritus suele ser muy variada. Cualquier espíritu al ver el aura de un genasi puede saber inmediatamente la identidad del Yûlyr que le otorgó la bendición. Los genasi son vistos por los espíritus como vasallos y son tratados del mismo modo. Si un genasi encuentra un espíritu aliado de su Yûlyr, recibirá un buen trato pero, si encuentra un enemigo, es probable que sea atacado.

Con respecto al espíritu que los bendice, los genasi forman complejas relaciones con ellos, similar a la relación de un padre y un hijo. Normalmente, los genasi están bajo el servicio de su espíritu benefactor, y se convierten en sus emisarios y agentes. Otras veces, actúan por su cuenta sin entablar relación con el Yûlyr pero todos los genasi saben que en cualquier momento pueden recibir un llamado, y en ese momento, es mejor que respondan de buena gana. Ningún espíritu tiene respeto por un genasi rebelde y aquellos que agravian a su benefactor, son vistos como la peor escoria entre los espíritus.

Algunos genasi pueden manifestar más de un elemento en sus cuerpos. Estos genasi recibieron la rara bendición de varios Yûlyr o de un espíritu con dominio sobre múltiples elementos, como puede ser el caso de un espíritu del volcán (tierra y fuego), un espíritu de la niebla (agua y aire), etc.

Genasi

Arath Rhada