Humanos

Los humanos son una de las razas más prolíferas de los Fragmentos, debido a que son muy adaptables y poseen un sentido innato que los lleva a alcanzar nuevos horizontes, descubrir nuevos lugares y exceder en todo lo que hacen. Algunos dicen que se trata de curiosidad y deseo de autosuperarse, mientras que otros sostienen que es simple deseo de poder y conquista. Tal vez sean ambas cosas, ya que los humanos fueron creados por Târun, un dios orgulloso e intrépido, y educados por Daghma, un dios de múltiples virtudes.

Sin importar su origen, los humanos poseen un gran potencial como raza. Se dice que de todas las razas, los humanos son los únicos que realmente pueden moldear su destino a voluntad y seguir cualquier camino que deseen. Es por eso que tantos humanos se convierten en grandes campeones de la libertad y otros tantos, en malvados tiranos sin corazón. Lo mejor y lo peor se encuentra en esta raza, no solo debido a ese mito, sino también a que fueron creados por un dios caído y esa misma corrupción mora en los corazones de los humanos, su creación. Al mismo tiempo, al haber sido encontrados y bendecidos por los Aelyr, los humanos tienen el potencial para realizar el bien y liderar los poderes de la luz.

Los humanos son valientes, curiosos, a veces impetuosos, astutos y saben sacar provecho de las situaciones en las que se encuentran. La mayoría son egocéntricos y buscan su bienestar y el de sus seres queridos, sin prestar demasiada preocupación por el resto de su gente, pero esto puede variar de región a región.

Se los encuentra principalmente en Rannevan, pero es sabido de tribus humanas en otros mundos. Viven en pueblos y ciudades independientes que generalmente gozan de la protección de un organismo más grande y poderoso, como puede ser una teocracia o una alianza de ciudades.

Los humanos son la única raza capaz de recibir la bendición de los Yûlyr y dar lugar a los genasi. Éstos individuos son conciderados seres benditos y son respetados en cualquier comunidad humana.

Humanos

Arath Rhada