Religión

Los pueblos de los fragmentos adoran a los espíritus o lyr, los seres inmortales que crearon Arath y a sus habitantes. En cada mundo y región se adoran distintos espíritus, a veces de manera general y otras veces enfocándose en el culto a un único lyr.

La existencia de los espíritus en los fragmentos es innegable. Ellos están en todas partes, desde la más pequeña roca hasta la más alta montaña, y los mortales son capaces de interactuar con ellos, rindiéndoles culto para obtener sus bendiciones, realizando pactos y, en ocaciones, enfrentándolos. Para más información sobre los distintos tipos de espíritus, leer el artículo Sobre los Mortales y los Espíritus.

La mayoría de la gente adora a los espíritus que habitan en su región, y aprenden a convivir con ellos. Los mortales les hacen ofrendas y los adoran y los espíritus, en cambio, protegen a la gente y emplean sus poderes en su beneficio. Es común que los espíritus más poderosos sean adorados en más regiones, como es el caso de Izaar, dios del río Élsir. Estos Yûlyr suelen tener cultos más organizados, similares a los de los Aelyr (ver abajo).

Los cultos más poderosos y estructurados son los de los Aelyr, los grandes espíritus de Arath que se encuentran fusionados con los fragmentos para mantenerlos estables. Estos espíritus o dioses no actúan directamente en el mundo, pero pueden impartir parte de su poder a los mortales para que hagan de emisarios, guías y protectores entre los mortales, como ellos solían hacerlo en las eras pasadas. Como obtienen su poder de los dioses, sus cultos se encuentran en los fragmentos en que la esencia del Aelyr al que adoran está encerrada. Se dice que mientras más se aleja un devoto de su dios, más difícil le será acceder a su poder divino.

Aelyr

  • Ran, señora de los vientos, diosa protectora de Rannevan.
  • Daghma, el dios muerto del escudo radiante, salvador de los mortales.
  • Numë, la diosa hechicera, formadora de sueños, creadora del Ensueño, inspiración de la música y del canto.
  • Lhur, la vidente, guardiana de los secretos, inspiración de la poesía.
  • Jana, la diosa de las cuatro espadas, inspiración de la danza.
  • Röxar, señor del fuego y el rayo, el artesano, protector de Akröma.
  • Thenos, señor de las bestias y la caza.
  • Atôl, señor de las aguas, el navegante, protector de Talimar.
  • Joth, señor de las montañas y los minerales.
  • Arkânon, el dios-dragón creador de los dradja.

Yûlyr

Kurog

  • Aukûth, el veneno corruptor, señor de los kurog, destructor de Arath. Ver también: Târun.
  • Jumna, Señor de la Furia y la Sangre.
  • Hessis, Ama del Deseo y la Perdición.
  • Araskenis, el Devorador, Señor de la Gula y la Avaricia.

Religión

Arath Rhada